domingo, 3 de diciembre de 2017

Milán

Una de las mejores cosas de esta experiencia es que nunca sabes con lo que te puedes encontrar.
Simplemente viajas, sueñas, descubres y aprendes. 
Caminas por cada nueva ciudad, te empapas de su cultura y de su gente, conoces personas nuevas con las que compartes cada momento y aprendes de cada una de ellas.
Nada de esto pasa en la zona de confort.
Nada de esto lo podría haber imaginado hace un año. 
Ninguna vocecita te chiva que estarás compartiendo una cena italiana con un puñado de desconocidos, hablando italiano, enseñando español, bebiendo frente a uno de los monumentos más asombrosos y volviendo a casa en coche cantando a viva voz Hotel California con tus nuevos amigos.
Por eso, sólo por eso, hay que salir de la zona de confort.

Duomo di Milano
Galleria Vittorio Emanuele II
Castillo Sforzesco
Castillo Sforzesco
Parque Sempione

No hay comentarios:

Publicar un comentario