miércoles, 15 de noviembre de 2017

22 cumpleaños suizo

Hay tantos detalles en los que nunca caigo en cuenta y que, posiblemente serán los que más echaré de menos. Por eso dejo aquí una pequeña parte reflejada de muchos de los días vividos en Suiza.
Los viajes, la familia, las mascotas, mis amigas, cada paisaje, cada vista, cada atardecer así como cada risa, cada día duro o cada día en el que deseo que se pare el tiempo y poder quedarme aquí para siempre.


El día de mi 22 cumpleaños fue terriblemente lluvioso. Charis y yo veíamos el tiempo embobadas desde nuestro pequeño apartamento, bajo la manta y con una taza de té en mano. Ese día fue sin duda el día con peor tiempo desde que estoy aquí. No podría ser otro que el 12 de noviembre.
Tuve numerosas llamadas y mensajes que siempre sacaban una sonrisa, tuve una noche anterior cargada de emociones, risas, bailes y alcohol (y frío por supuesto, el frío nunca falta).

Jaro ayudándome a soplar las velas
Recibí un regalo desde España que no puedo dejar de mirar cada día. Recibí regalos de mis amigas a cuál más bonito y especial. Recibí una pedazo de cena por parte de la familia y un montón de regalazos suyos. Aunque para mí el mayor regalo ha sido poder pasar este cumpleaños con toda la gente que he conocido aquí y que son la parte fuerte y bonita de esta experiencia.


Arriba en la foto: Mi cena. Fondue de queso que fue directa al top one de food porn.

Foto de abajo: Gioia deseándome feliz cumpleaños. Esa fue la cara que se le quedó cuando le pregunté por su regalo.


Es simplemente maravilloso el poder hacer planes con tus amigas para cada fin de semana suizo (si pillas oferta de supersaver tickets eso ya es otra emoción distinta), el asomarte a la terraza y encontrarte a Andy cocinando sus fabulosas pizzas (ocasiones especiales), el poder caminar cada día por el bosque paseando a Gioia o por el pueblo junto a los niños de camino al colegio (camino lento y desesperante porque no sé si soy aupair de niños o de tortugas, en fin, es caso aparte), y estoy segura de que también lo echaré de menos.

Andy manos a la obra, ¡Adora la cocina!
Paseos con Gioia
Poder acurrucarte cada noche junto al chocolate suizo para poder ver netflix, reírte ante la intensidad de Charis cuando está 100% enganchada a alguna serie, recibir paquetes de España en la misma semana de tu cumpleaños o asomarte al puente que cruza el cielo de las vías del tren para ver sus atardeceres.

Vistas desde el puente de la estación

No hay comentarios:

Publicar un comentario