domingo, 22 de octubre de 2017

Lauterbrunnen I


Se podría decir que ayer visitamos el lugar más asombroso e increíble de todos y cada uno de los que he estado. Lauterbrunnen (''sólo fuentes'') es un pequeño pueblo que está situado en el cantón de Berna y que cuenta con nada más y nada menos que con 72 cascadas además de un fondo de numerosos valles donde se combinaba el verde de toda su vegetación y praderas (creíamos que en cualquier momento se nos aparecería Heidi correteando por ahí) con enormes montañas totalmente blancas porque no desaparece la nieve en todo el año. (Nos hemos pasado el viaje 50% flipando y 50% preguntándonos qué puñetas hace la gente que vive ahí en invierno). Paseamos por sus calles (2 o 3, no más) y no podíamos dejar de abrir la boca ante paisajes tan sacados de cuentos (y esta vez sin décima de exageración).


Por el camino vimos Staubbachfall, la cascada que se ve en el centro de la primera imagen de arriba y que está situada en mitad del pueblo con una altura total de 297 metros.
Nos pusimos manos a la obra y subimos todo el camino hasta llegar a ella, siguiendo a los turistas (japoneses por un tubo, novedad eh), una vez llegamos y recompuesto el pulmón que dejamos a medio camino tomamos un sinfín de fotos que sabíamos que por mucho que se vieran, nada tendría que ver con estar verdaderamente en carne y hueso a esa altura y con esas vistas.

Montañas de Lauterbrunnen


Una vez allí arriba mi compañera decidió que tras el largo camino tenía demasiado calor y se despelotó de cintura para arriba para quitarse capas (no sé de dónde salieron tantos jerseys y camisas). Así fue como llegamos a la parte de atrás de la catarata, entre goteras y humedad, pasando por un túnel que daba demasiado mal rollo y subiendo unas escaleras llenas de piedras y barro mientras los goterones te iban resbalando por la frente y la espalda.
Después tocaba la mejor parte, y era bajar todo ese resbaladizo camino por el mismo sitio que lo habíamos subido (y a poder ser, sin matarnos pls).

Charis en el tren subiendo a las montañas, detrás las montañas nevadas



No hay comentarios:

Publicar un comentario