domingo, 1 de octubre de 2017

La belleza de Solothurn

Una fugaz visita a Solothurn nos sirvió para llevarnos una enorme sorpresa ante tan preciosísima ciudad. Esta vez se unió Inglaterra, España y Australia, nos unió la cerveza, los helados, la música, la gente, las fotos, las bromas, la merienda con vistas al Río Aare (precioso), toda su vida, el Sol (increíble) y un montón de puestecitos típicos de la cultura suiza.

Río Aare 
Este día nos dimos cuenta que aquí en Suiza te cuesta más barato beberte una cerveza que un botellín de agua y... puestos a ello, pues vamos a ahorrar! 
La cerveza aquí es fuerte como la que más (suizos... su puntualidad y sus cervezas...), por lo que los 4 francos gastados están bien amortizados (muy pocas veces ocurre eso en el país, todo te sale por un ojo de la cara y bueno, tampoco es para tanto). 
Un poco de música y vivimos más de cerca las típicas ferias con puestecitos por la ciudad, por ahora la única fiesta que nos hemos atrevido a visitar, (SÍ. Necesitamos una más atrevida) pero con los pubs que hay en mi pueblo aún no hemos recogido las agallas suficientes para entrar. Ya lo haremos, O no.

Catedral de Santa Úrsula
29/09/2017 

No hay comentarios:

Publicar un comentario