martes, 20 de junio de 2017

ROMA I

Arco del Triunfo de Roma
En la noche de gala mi amiga tuvo un pequeño accidente mientras nos fotografiábamos en la escalera del barco (la típica foto de cada crucero en la que se te ve en plan Titanic con tu gran vestido y agarrándote a la barandilla). Mucho glamour que fue desapareciendo desde el momento en el que se tropezó y casi cae rodando por todas las escaleras. En ese momento estábamos todas posando (agarrando vestido pa'rriba, agarrando vestido pabajo, cuidando donde pones el tacón...) mientras unas chicas de fisioterapia nos hacían la foto. 
Tras el susto y mientras nosotras recogíamos a nuestra amiga de la escalera (aunque por suerte no llegó a caer del todo) ya nos dijeron que no nos preocupáramos, que son fisios y nos ayudarían a las mil maravillas a curar ese pie torcido (que majas, oye).

La noche en sí ya no empezó bien, lo comprobamos cuando en uno de los actos vivimos un momento Titanic donde las lámparas y los vasos se movían acordes al movimiento del barco (y no precisamente despacio).
En la cena todo fueron risas (tantas que no se ni para qué nos maquillamos), muchas ensaladas y buenos postres. Además tuvimos un bonito desinflado en una de las fotos que nos hicieron (y que dio mucho que hablar y reír; Tati eres una crack).

En esa misma noche (no fue una noche más, fue la noche) tuvimos también una visita a enfermería junto a unas nalgas pinchadas. A nuestra edad, acabar una noche que pintaba glamurosa sentadas en el banco de fuera de enfermería esperando a nuestra amiga no nos dejaba otro pensamiento que "pa lo que hemos quedao"

Coliseo Romano
Coliseo Romano
En nuestra visita a Roma (creo que ahora mismo en el TOP 1 de las ciudades más bonitas y especiales que he visitado) descubrimos junto a nuestra guía (mujer majísima con un Italian-Spanish que nunca podremos olvidar) todos los grandes monumentos de la ciudad. 
Roma te deja con la boca abierta desde que pones el primer pie en ella hasta que te vas, pasando por cada una de sus calles, de sus arquitecturas y de sus esculturas.

 

Las fotos de abajo las hicimos desde un autobús turístico que nos paseó por el corazón de la ciudad. Vimos lugares preciosos pero sin duda este es el que nos dejó embobadas. Aunque en la foto no se aprecia bien es mucho más grande de lo que podáis imaginar. 
Se trata de un monumento construido a principios del siglo XX, situado en la Piazza Venezia y dedicado al Rey Victor Manuel II.

Monumento a Vittorio Emanuele II
Roma, 02/05/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario